19 mayo, 2007

Ochenta


A mi abuela Josefa García.

Ochenta otoños pasados,
Vividos,
Con tus seis hijos,
Y tus diez nietos.
Por todas partes has visto
Un Sol tranquilo y claro,
Y has andado caminos,
Hoy olvidados.
Veremos con orgullo
Los días de tu vida,
Con sus noches y días.
Por cuanto tiempo has soñado,
Andado.
Hoy miras con nostalgia.

Abuela


A mi abuela Antonia López

Llevas el tiempo escrito en la mirada, eres un libro de historia, un paseo hacia el recuerdo. Tu cara demuestra que has vivido y luchado bastante, llevas las arrugas del viento en los ojos, las mejillas, alrededor de los labios, tu sonrisa es tierna.
Te has curtido en mil batallas y ahora orgullosa lo cuentas porque lo has hecho bien, o por lo menos has hecho lo que has podido que ya es bastante.
Te veo feliz y me gusta, miras a tu alrededor y sólo hay gente que te quiere, hijos, nietos, incluso bisnietos y todos pendientes de ti.
De mayor quiero ser como tú, tan cercana y atenta, tan dulce. Quiero saber tantas cosas de la vida, aunque creo que eso lo da la experiencia.
Llevas casi ochenta años en las yemas de los dedos, tus manos han recogido los trocitos de melancolía a lo largo de los años, porque has sido hija, esposa y madre, ahora te toca ser abuela: la mía.

12 mayo, 2007

Tu Nombre


Trato de escribir en la oscuridad tu nombre
Mirarte a través de un espejo sin voz
Dejar constancia de mis versos tranquilos
Aunque no me sientas,
Ni veas,
Ni ames.
Quiero que escuches sentado y en silencio
Un viento sereno que te mira despacio,
El recuerdo abruma nostálgico
Bajo la tela de este amanecer.
Cerrar los ojos y sentir tu voz,
Tu aliento,
Tu nombre.